Posts in "Blogs"

Oye, viene mi cumpleaños: Escribe #UnpostparaDario

No soy demasiado amigo de los cumpleaños, la verdad. Ser centro de atención no ha sido nunca mi deporte favorito, aunque disfrute muchísimo celebrar la vida de mis amigos y familiares. Paradojas de la introversión, supongo yo.

Sin embargo, al acercarse una vez más el 23 de mayo, no me queda más remedio que prepararme para pasar una hoja más en mi ya largo almanaque. Y como quien cumple años tiene permiso para pedir (o cuando menos, sugerir) obsequios, se me ocurrió que ya se qué quiero de regalo. Ya con casi 48 años, creo que tengo derecho a pedir, ¿no?

Hace poco conversaba una buena amiga; teníamos meses sin hablar. Ella es parte de aquella “generación bloguera” que nació, creció y virtualmente murió a mediados de la pasada década, antes de que las redes sociales nos robaran las ganas de trascender en el tiempo y nos acostumbráramos a medir la importancia en “fans, likes y retuits”.

Y de repente, le pedí que me regalara un post antes del 23 de mayo.

#UnpostparaDario

No es difícil y sería tremendo regalo

La idea

Pues la idea es simple: Quisiera volver a leer entradas de gente que antes escribía. O de gente que escribe todavía. O de personas que tienen curiosidad por hacer un blog. O por emprendedores que tienen ganas de contar sus proyectos. O simplemente por cualquiera.

La temática

Si decides hacerme este regalo, escribe absolutamente de lo que quieras. Una opinión sobre algo de actualidad (sí, aunque sea para gritar que no soportas más la maldita campaña electoral), un consejo personal, algo que te apasiona o algo que te fastidia.

Solo te pediré un post. Quisiera que fuera en un blog como WordPress, Tumblr, Blogger o LiveJournal, pero si decides escribir en una de las redes sociales que usas, no te lo puedo impedir. Solo necesito que uses el hashtag #UnpostparaDario o que me envíes el enlace para poder leer tu entrada.

¿Cómo empiezo?

La forma más sencilla de empezar un post es literalmente empezando. Decenas de veces he empezado a escribir un reguero de ideas sin ton ni son, y de ellas saco alguna entrada. Es poco común que uno sepa desde el inicio cómo va a terminar una entrada. Está bien si te trancas, a todos nos pasa (ejemplo vivo soy yo). Y aunque el bloqueo del escritor, o síndrome de la página en blanco afecta a escritores profesionales y más aún a los meros aficionados, puede superarse con una pequeña dosis de ganas.

La motivación de #unpostparaDario

Desde siempre he amado los blogs como la herramienta de expresión que es. Un medio propio, un espacio duradero, preparado para conservar nuestras ideas y mantenerlas accesibles en todo momento. No como las redes sociales, ajenas, fugaces, volátiles y profundamente banales. Algo me hace pensar que los blogs, cuando se toman con una pizca de empeño, sacan lo mejor de nosotros. Son sin dudas, el mejor escaparate que podemos tener en este mundo digital. ¿Una opinión experta? Milca Peguero te brinda 18 formas en las que tener un blog te ayuda a auto-desarrollarte.

¿Necesitas ayuda?

Probablemente yo soy la persona más interesada en recibir mi “regalo”. Si te animas a escribir algo y te sientes estancado, con gusto puedo fungir como ayudante, asesor, orientador, no sé… No creo que sea yo el más indicado para ofrecer ayuda en esto, pero luego de más de 20 años escribiendo mis ideas en Internet, supongo que tengo una o dos ideas que pueden ser de ayuda para cualquier caso. Dale, contáctame en Twitter, Facebook, Instagram o hasta Snapchat (sí, a pesar de mis casi 48, yo uso Snapchat, PROBLEM?).

¿Qué pasará después?

Lo primero, me harás un favor muy valioso para mí. Lo segundo, probablemente te harás un favor tú mismo. Escribir motiva a escribir, y aunque no te pido que asumas el compromiso de mantener un blog, quién sabe si con este “reto” te motivas y lo haces.

Además, si me autorizas, me comprometo a promocionar tu entrada en mis redes sociales y motivar a mi audiencia a que te lea. Quizás eso sirva para darte un empuje y una motivación más para continuar compartiendo tus ideas. ¡No tienes nada qué perder!

Ya, ¡vamo’aceile!

Mi (pequeño) aporte al ciberperiodismo en Iberoamérica

El pasado miércoles recibí una sorpresa bastante inusual. El buen amigo Isaías Ortiz me contactó para informarme que mi nombre y algunas de mis ideas forman parte de una publicación internacional que narra el génesis de las telecomunicaciones digitales y la forma en que el periodismo saltó del papel a la pantalla en la América hispana y portuguesa. En su mensaje, Ortiz me contaba que él había sido el autor del capítulo dominicano.

Mensaje de Isaías Ortiz

Mensaje de Isaías Ortiz

De entrada, el mensaje de Isaías se sonó a broma. Después de todo, no soy periodista ni historiador, ni he estado ligado a proveedoras de Internet o telefonía. ¿Cómo podría llegar mi nombre a una publicación de ese tipo? ¿Qué cosa podría haber motivado a alguien a citarme varias veces en esa obra? Por eso, luego de verificar que el enlace era legítimo, hice clic y entré al portal de Telefónica Colombia, en el cual reposaba la obra mencionada, lista para su descarga gratuita.

Un paseo por Iberoamérica

Se trata de “Ciberperiodismo en Iberoamérica”, editada por Fundación Telefónica, y recoge los orígenes del periodismo digital en 22 países del continente, así como en España y Portugal. El libraco, en el que comparten autoría una treintena de profesionales coordinados por el profesor Ramón Salaverría de la Universidad de Navarra, pasea por cada país haciendo un relato pormenorizado de cómo surgió la plataforma comunicacional que hoy sostiene una de las principales actividades existentes en Internet: el periodismo digital.

Portada de "Ciberperiodismo en Iberoamérica"

Portada de “Ciberperiodismo en Iberoamérica”

Abrí el documento y sin reparar en nada más, busqué el capítulo 20, que atañe a la República Dominicana, y empecé a comprender un poco de qué iba el jaleo. Isaías exploraba cómo los dominicanos habíamos empezado a compartir noticias y a redactar informaciones para consumo digital. Constató que el acceso público a Internet llegó a nuestro país en 1995, y que las primeras páginas informativas surgieron en 1996. Pero fue más allá y encontró una semilla más antigua que el propio Internet en la República Dominicana: Los viejos y versátiles Bulletin Board Systems (BBS).

Isaías encontró una de mis más viejas limonadas, escrita en 1997, cuando ni siquiera se habían inventado los blogs: Publiqué “Los Bulletin Board Systems dominicanos” en mi primer afán por exponer mi punto de vista, “La página de Western Drake”. En esa añeja limonada (que pueden leer acá) cuento la historia de cómo se conformó la primera comunidad virtual en la República Dominicana, comunidad que aún se mantiene vigente y que ha parido una de las amistades más pulcras y sólidas que podría imaginarse.

Los “BBSianos” somos, sin quizás, los primeros colonizadores de un mundo que hoy damos por sentado, los primeros que utilizamos las telecomunicaciones para expresarnos, para acercarnos, para entendernos. De aquella comunidad surgió el primer noticiero digital, SEIG BBS, el cual se ocupaba periódicamente de compartir noticias de toda índole. Insisto, en una época en la que no había medios digitales, Milcíades Ramírez mantenía su BBS para brindar información, la misma que consumíamos, debatíamos, criticábamos y nos troleábamos unos a otros. Como ven, solo cambia la forma, pero en el fondo, los dominicanos siempre hemos sido rebuceros.

Pero volviendo a la obra, me complace ver cómo aquel hobby, que ejercíamos sin estridencias, pero con apasionamiento, forma parte de algo tan cierto y tan central como el ciberperiodismo que tenemos. Me complace compartir créditos con lumbreras que respeto inmensamente como Mite Nishio, Alex Madera, Arturo López y Augusto Romano, Ya sea por curiosidad o por interés en entender cómo pasamos de nada a lo que ahora tenemos con los medios digitales, el aporte que hace “Ciberperiodismo en Iberoamérica” es de altísimo valor para cualquiera que se precie de comunicar.

 

Cómo construir (y mantener) una audiencia apasionada con tu blog

Yo creo en los blogs. Creo en ellos más que en cualquier red social. Creo en el contenido y en escribir con calidad. Creo no solamente que todos podemos ser creadores de contenido, sino que debemos serlo. ¡Volvamos a los blogs! Esta mañana vi una de las infografías más útiles que he leído en mucho tiempo, publicada por Mashable y cuyo título es el mismo de esta limonada, por supuesto, en inglés: “How to Build — and Keep — an Engaged Audience”.

Continue reading