Posts in "Fotografía"

Punta Manguera Beach Resort

La Semana Santa ha terminado, y con ella el período más esperado por los dominicanos que se lanzan como una abrumadora manada sobre las playas, ríos y montañas a disfrutar unos días de descanso y jolgorio lejos de la ciudad, de sus obligaciones, de su azarosa rutina. Sin embargo, no todos nos vamos. Un reducto de habitantes queda a cargo de la abandonada ciudad y la disfruta a cabalidad. Los que no nos vamos nos negamos a vacacionar –al menos, a vacacionar con el molote— y preferimos la apacible tranquilidad de una zona urbana casi desierta, sin tapones, sin bocinazos, sin filas ni atropellos. Es como la ciudad que siempre hemos querido.

Pero quedarse en la ciudad no es sinónimo de aburrirse, mucho menos si el día es caluroso y hay una manguera cerca. Aquí tenemos a John, a quien su madre encargó llenar los recipientes para llenar una piscina pero que encontró más inmediato y divertido ducharse solo con la maravillosa bendición del agua fresca. Luego John se juntaría con unos amiguitos con poca ropa y menos vergüenza y se diviertirían en su piscina inflable con más alegría y sincera dicha que muchos riquitos. ¡Ah, la simple belleza de la infancia! Más fotografías de John y sus amigos en Villa Consuelo en este LINK

La Iglesia de Santa Bárbara

La Zona Colonial de Santo Domingo es el más antiguo asentamiento europeo en las Américas. Los primeros caballeros en Santo Domingo se preciaban de ser muy religiosos y forzaron a los nativos locales (llamados Los Taínos) a ayudar en la construcción de muchas iglesias y capillas a lo largo de la nueva ciudad. La de Santa Bárbara está entre las más viejas iglesias de América y sin dudas es una de las más hermosas. Está localizada en la parte norte de la vieja colonia, en la cima de una colina que solía dominar la vista del pueblo y el río Ozama. Sin embargo, hoy día Santa Bárbara está cerrada (los vecinos del sector me dijeron que están remodelando su interior desde hace varios años). Al frente de Santa Bárbara encontrarán un bello parquecito. El lugar está rodeado de polvo y basura, por lo que traté de capturar un poco del ambiente.

Esta es una foto panorámica creada a partir de tres tomas, una de las hojas, la del medio con el cuerpo de la iglesia y la superior con el campanario y el cielo. Utilizando la herramienta de Clone en Photoshop eliminé una serie de alambres de electricidad que se encuentran frente a la Iglesia.

I want a BMW

Anoche iba manejando de regreso a mi casa cuando dejó de llover. Estaba en ese momento en la Avenida Alma Máter, la cual recientemente fue renovada con la construcción del Boulevard del Estudiante cerca de la más antigua Universidad de América, la UASD. De repente me pareció que el reflejo de las luces de neón en el pavimento húmedo me producían una cálida sensación y me detuve a tomar algunas fotos. Al final, la que más me ha gustado es esta debido a la “perspectiva de hormiga” que tiene desde la calle.

PS: Y sí, quiero un BMW para que esta foto se vea más atractiva 🙂

Luperón sin espada

Esta es una de esas fotos que me produce un poco de vergüenza publicar. Y sin embargo, es un reflejo de nuestra realidad como “sociedad moderna”, por lo que en aras de que aprendamos cómo somos, la presento.

Esta estatua representa al insigne prócer dominicano General Gregorio Luperón. Está ubicada justo al frente del famoso Monumento a la Restauración en Santiago de los Caballeros.

Lo penoso de la gallarda estampa es el hecho de que la espada original del General Luperón fue robada hace algunos meses, y en su lugar las autoridades apenas se han ocupado de colocar una vara de metal que dista mucho de asemejarse al arma gloriosa con la que nuestro Luperón restauró la independencia que hoy disfrutamos todos los dominicanos -incluyendo a los que robaron la espada.

¡Cosas veredes, Sancho!

Chichigua


Volar cometas es un pasatiempo popular en Primavera, cuando los vientos se fortalecen y escasean las lluvias. Nosotros conocemos diferentes tipos de cometas. La que he fotografiado es una de tipo industrial, pero los dominicanos construimos una amplia gama de cometas a partir de pendones de caña de azúcar y papel vegetal, a las cuales llamamos “chichiguas”. Pero en realidad, para un niño pequeño, cualquier cosa que vuele y pueda controlar con un cordel de nylon es una chichigua. Al colocar el viejo Obelisco (hoy día dedicado a las Hermanas Mirabal) procuré dar un poco de perspectiva y sentido de libertad.

Afeitada mañanera


La vieja Zona Colonial de Santo Domingo es riquísima en personajes tan diversos como inverosímiles. Mientras transitaba por la Arzobispo Portes en mi auto, alcancé a ver a este anciano, que iba afeitándose su canosa e incipiente barba tan plácidamente que parecía la cosa más natural del mundo. No tuve tiempo de hacer más que un disparo pues de inmediato el anciano entró a una casa cercana y no volvió a salir. Lamentablemente, no pude hacer un enfoque nítido del anciano, dada la prisa.

Peldaños

Una historia al fondo de la escalera se aburre mientras espera a que alguien ausculte su miseria. Con suerte su tratamiento será barato. Con demasiada suerte, apenas gastará en remedios caseros. Pero con o sin suerte, su suerte está al acecho, mientras cuece el tiempo su sentencia y los gastados peldaños firman como testigos del anónimo drama. Fotografía tomada en un hospital de la ciudad capital.

Continue reading

Ojo de pez urbano

“Objects in mirror are closer than they appear” dice la frase preventiva que es, como otras tantísimas, un reconocimiento a la estupidez humana. Y en este espejo de ojo de pez, los objetos están realmente mucho más cerca de lo que podemos imaginar. Una foto experimental, o lo que es lo mismo: tomada nada más para ver qué tal salía.

Algunas fotografías de mi recorrido

Capté esta imagen a la entrada de Baní, el pasado miércoles 15 de marzo, durante mi trabajo de campo en esa ciudad. Baní es una ciudad muy limpia y organizada, y sus habitantes son muy cordiales y amables. Mis encuestadores tuvieron una labor bastante cómoda en la ciudad de los mangos y los dulces de leche, luego de pasar trabajos con la crudeza de la población de Santo Domingo.

Continue reading