Posts tagged "medicinas"

Tullío mode: ON

Ayer estaba trabajando con mis compañeros de Ad-Ventures en un importante proyecto que saldrá pronto a la luz. Al intentar pararme de la silla sentí un “puyón” en la baja espalda. “Ouch! Un viento” pensé, con una de esas frases que utilizamos los que decimos #SoyDominicano. El dolor desapareció de inmediato y seguí normalmente.

Al almorzar intenté alcanzar un pedazo de pizza y tuve otro dolor similar, esta vez en presencia de mis compañeros. “Hey, eso parece serio” dijo Claudia Chez pero no le presté mucha atención. “Debe ser un músculo rebelde”.

A las 4:00 ya nos íbamos y cuando intenté pararme el dolor fue completo y tuve que sentarme “privao”. Logré ponerme de pie pero al intentar caminar casi me desplomé.

Adicto al Tuitel hasta en cama.

Adicto al Tuitel hasta en cama.

Claudia y Augusto Romano, con ayuda de un señor de otro negocio me bajaron y me llevaron al Centro Médico Dominicano. Ahí fue que Claudia me tomó la foto que está arriba.

Presión normal, así como el resto de las “métricas personales”. Me inyectan un analgésico, pasa media hora y aun el dolor en sus buenas. Me inyectan otro analgésico (“este es mucho más fuerte”, dijeron) pero al cabo de 40 minutos, ponerme de pie fue una tortura.

Me indicaron hacerme placas de Rayos-X en la zona lumbar, lo cual hice con tremenda odisea. El personal muy atento y “la cámara de huesos” muy ápera. Me quedé en paños menores (suerte que no tenían hoyitos ni estaban desbembados) y me hicieron las radiografías. Las mismas revelan que tengo la última vertebra de la colmuna (donde debería tener la cola USB si yo fuera un Na’vi) con una grosera desviación hacia atrás, y eso está presionandome varias terminaciónes nerviosas (ustedes saben que en la columna vertebral es que están todos los cables de data y corriente que tenemos).

Luego de las radiografías me sentí mucho más aliviado. Me recetaron dos analgésicos más (uno oral y otro intramuscular) los cuales compré y me trajeron a casa.

Desde que llegué me dormí y pasé toda la noche como Sheldon Cooper (boca arriba, derechito y con una almohada bajita). Pero hoy en la mañana vi a Dios comiendo arroz con guandules y coco, con un bistec sin cebolla acompañado de un aguacatico, una ensalada llena de tomates frescos y un garrafón de jugo de jagua. O sea, ver a Dios comiendo arroz era muy poca cosa para el dolor que me invadió.

Pedí ayuda para levantarme y Sarah vino con Yesenya quien me inyectó el analgésico intramuscular en un cacho’e narga. Media hora después llegaron Raff y Angel y con ellos me pude levantar y vestir. Vinimos de nuevo al CMD buscando una mejoría y los internistas de turno (distintos a los de ayer, por supuesto) me interrogaron, vieron las placas y básicamente confirmaron todo.

Me inyectaron dos analgesicos más y gracias a ellos me pude parar sin mucho dolor de nuevo. Y también gracias a esa mejoría he podido escribir este post usando WordPress for Blackberry.

Mañana me tocará ir a ver a un neurólogo, y es posible que me indiquen una resonancia magnética para determinan finalmente la afección y el tratamiento que debo seguir. Rueguen a Dios que mi tradicional buena salud ayude a que esto sea algo breve.

Nada, que ya saben, estoy en la Disabled List por unos días. Con una mortificacion enorme con la oficina, aunque estoy consciente de que debo cuidarme primero para volver al trabajo.

Señores, hay que cuidarse, hay que dejar el sedentarismo. 🙁

Gracias a todos los que se han acercado y preocupado. Siendo un poco masoquista, “me encanta” enfermarme porque toooodo el mundo me hace sentir una celebridad, jejeje!

Posted with WordPress for BlackBerry.