Posts in "Séptimo arte"

¿Por qué nos duele tanto Robin Williams?

La muerte de Robin Williams, inesperada (e innecesaria para todos excepto para él mismo), ha sumido a buena parte del mundo en gran pesar. Personas de distintos niveles, profesiones, trasfondos e intenciones han publicado mensajes de duelo en sus perfiles sociales y #RobinWilliams ha sido trending topic una buena parte de las últimas horas.

Y no es para menos, al considerar los elementos que tenemos a mano sobre el caso. Se trata de un actor muy querido y más admirado, dueño de interpretaciones inolvidables, capaz de hacer reír con su sola presencia. Se dice que tomó la decisión de quitarse la vida y que estaba sumido en depresión. Tenía solo 63 años, lo que en términos de Hollywood es aún una edad eminentemente productiva. Ayer cualquiera de nosotros pudo haberlo visto en una tienda o en el supermercado y probablemente nunca habríamos pensado que hoy estaría muerto. Que hoy se habría quitado la vida.

¿Por qué nos duele tanto Robin Williams? Yo, que soy de los que tuvo el privilegio de crecer con Mork and Mindy, que luego lo vi transitar por una caterva de roles, siempre pensé que Robin Williams era una especie de Peter Pan, un niño atrapado en un cuerpo adulto, un mozalbete que nunca maduró, que se tomó siempre la vida en broma. Con todo, tomaba muy en serio su trabajo y respetaba la industria.

¿Por qué nos duele tanto Robin Williams? Me animo a pensar que nos duele ver partir a aquel extraterrestre que saludaba tocándose las orejas y que no decía “coño” sino “shazbot”, aquel Popeye el Marino, aquel Patch Adams, aquella insuperable Mrs. Doubtfire, el interminable robot de Bicentennial Man y aquel hombre que hasta cuando hacía papeles dramáticos nos sacaba alguna sonrisa. Y nos duele por eso mismo: Porque nos hacía reír. Con lo que fuera, siempre nos reíamos. Nos hacía felices. Nos hacía mejores personas porque nos sacaba auténticas carcajadas.

Y esa es la primera enseñanza que saco de la muerte de Robin Williams: Quienes te hacen reír te harán más falta cuando no estén. Aquellas personas que reparten felicidad, sonrisas y alegría son las que hacen la vida menos desagradable. Quienes te contagian la risa aligeran tu día y hacen que sea más llevadero el devenir de las horas. Así era Robin Williams y así sé que lo recordaré.

Robin Williams en Don't Worry Be Happy

Robin Williams en Don’t Worry Be Happy

Claro que no era perfecto. Tenía profundas sombras, adicciones serias y una larga lucha contra la depresión. Quizás un cóctel de todo ello lo llevó a tomar la maldita determinación de suicidarse.

Y esa me parece la segunda enseñanza que me deja el afable Mork: Hay que saber leer la felicidad. Hay que saber leer las señales que va plantando una persona depresiva a su alrededor. En muchos casos, esas señales son grandes pedidos de ayuda que pasan desapercibidos porque todo parece feliz en lo externo.

Es posible que nada habría impedido a Robin Williams quitarse la vida. Quizás sus familiares y amigos más cercanos habrían podido evitar que hoy sucediera este triste desenlace pero mañana la historia habría sido distinta. Pero la responsabilidad de los amigos y familiares es la misma, debemos preocuparnos por los demás, debemos profundizar en las conversaciones, ahondar mucho más allá del simple saludo, mostrar genuino interés por saber lo que pasa en la vida de los demás. En una gran cantidad de casos, las personas depresivas simplemente necesitan ser escuchadas y tomadas en consideración. Hay casos de depresivos destructivos, aquellos que activamente se alejan de todos y que alejan a cualquiera que intente acercarse, pero supongo que esos son los menos.

Creo que el mundo ha perdido un talentoso actor, un hombre de profunda sensibilidad, de amplísimo histrionismo. Ojalá que podamos recordarlo con la inmensa sonrisa que tuvo siempre. Ojalá que a la vez, podamos sonreír y hacer que nuestro entorno sea más llevadero como él nos ayudó por casi 40 años. Ojalá que podamos sonreír junto a él cantando “Don’t Worry, Be Happy”.

Mis películas favoritas de Robin Williams

Robin Williams era de esos actores que me motivaba a ver cualquier película que tuviera su nombre entre los créditos. Elegir un puñado no es tarea fácil, pero estas son de mis favoritas con Robin Williams:

  1. What Dreams May Come. Una película dramática, muy atípica en su trayectoria, pero al mismo tiempo inmensamente bien lograda. Paradójicamente, en la trama, Williams tiene que salvar a su esposa de lo mismo que él ha hecho hoy.
  2. Bicentennial Man. Otro drama (este mucho más chispeante). Mágica historia que a lo largo de dos siglos muestra cómo una máquina puede llegar a amar tanto que se vuelve más humano que un humano.
  3. Good Will Hunting. Imposible no sintonizar con el mentor de Will Hunting en un drama igualmente audaz como genial.
  4. Mrs. Doubtfire. Una de las interpretaciones más geniales de Williams, y con un mensaje que cualquier padre comprenderá.
  5. Good Morning Vietnam. Una de las más hilarantes comedias que recuerdo en mi juventud.

“Thunderball” puede esperar

Eran como las 5.30 de la tarde cuando le escribí a Sarah diciéndole que estaba deseoso de ver la película, pues es la favorita de Sean Connery de las seis que él protagonizó (siete si contamos la “apócrifa” Never Say Never Again”. Pero ella me bajó la nota y me dijo que no estaba en ese ánimo. Nada raro en una mujer, pero ni modo, complaciente yo le pregunto qué cosa la anima. Me dice que tiene deseos de un Valentino y como ahora trabajo al lado de Ágora Mall, no tengo excusa.

Continue reading

La vida empieza hoy

Leyendo el blog de Hipólito Delgado me enteré de esta película, La vida empieza hoy. La sinopsis que deja Hipo es provocativa e interesante, así que me puse pa’ eso. Aunque es parte de las películas de la Muestra de Cine Santo Domingo 2011 (que dicho sea de paso, su website es una sica), no podría ir a verla cuando la repongan pues estaré en otra actividad. Sólo me quedó acudir a “Megaupload Cinemas” y así la logré ver esta mañana.

Continue reading

You gotta love the new Alice in Wonderland

Como todo amante del cine, a veces me dejo llevar por el reparto de una película y eso me predispone a esperar que será una obra de arte o un tornillo. En ocasiones salgo decepcionado al ver un tollo de película interpretado por excelentes actores (The Sphere es el mejor ejemplo que me viene a la mente), pero por lo general los buenos actores hacen muy buenas películas, o al menos entretenidas.

Continue reading

Wanted! Nominada al Tornillo del Año 2008

¡PROHIBO TERMINANTEMENTE A CUALQUIER AMIGO MÍO QUE VAYA A VER ESA VAINA! Atento a mí, carajo. ¡Tenemos que respetarnos! No vaya al cine a ver esa ñeca. No la compre en la calle pirateada (al pirata que piratee esa cosa deberían meterlo preso, además de por pirata, también –y sobre todo– por sucio). Tampoco se ponga de manganzón a bajarla de Internet, por Dios… ¿con lo CARO que está el Internet de Jodetel, y usted lo va a desperdiciar bajando eso? Mejor baje los vídeos de El Lápiz versus Vakeró, que hasta eso es mejor.

Continue reading

Cinco preguntas sobre Cine

Leyendo el Bló del Pequeño, veo que él inició otro “blogwork” (tarea de bloggeros) y es la de hablar de las películas favoritas de cada uno de nosotros. En mi viejo y abandonado Space en MSN yo escribí sobre eso hace tiempo, y he actualizado mi comentario al respecto.

Cinco preguntas sobre cine

1. ¿Cuáles son los géneros de cine que prefieres?

Yo disfruto mucho el cine en todas sus facetas, pero sin dudas me agradan más las comedias y las películas de terror. El cine es entretenimiento, por lo que las comedias siempre cuentan con mi visto bueno. En cuanto al cine de terror, me gusta por el suspenso y la crudeza. Las películas dramáticas en ocasiones me duermen. Los musicales no son mucho de mi agrado.

2. ¿Películas favoritas en cada género?

En Comedia: American Pie (el chamaco tenía un queso enorme!), American Wedding (Grand-Motherfucker!), Meet the Parents (¡Robert DeNiro no podía ser más genial!) y Meet the Fockers (ni hablar de Barbra Streissand y Dustin Hoffman!)

En Suspenso y Terror: The Ring la que más me ha gustado recientemente. The Ring 2 no me gustó para nada. Dirty Water me pareció una copia pendeja de The Ring.

En Musicales: Chicago es el único musical que realmente me ha gustado.

En Drama: The Sawnsank Redemption y Arlington Road (Tim Robbins es el común denominador), Cast Away y Forrest Gump (con Tom Hanks ambas). A Few Good Men es otra excelente película.

En Ciencia Ficción: The Matrix (sólo la original) tiene mi adoración inquebrantable. Las dos trilogías de Star Wars. George Lucas es sencillamente un genio.

3. ¿Actores y actrices favoritos?

De los que le cuelga entre las piernas: Sean Connery, Tom Hanks, Antony Hopkins, Morgan Freeman…

De las que les cuelgan en el pecho: Julia Roberts, Susan Sarandon, Catherine Zeta-Jones (a pesar de Richard Douglas), Sandra Bullock…

4. ¿Y del cine que no es Made-in-USA?

Cinema Paradiso me parece la película más simbólica de Europa. Il Postino, la más poética. La Vita e Bella, la más triste. No entiendo mucho a Almodóvar. Será que soy muy bruto para eso.

5. ¿Y del cine dominicano, algo que decir?

Sólo que lo apoyo, que he visto todas las producciones locales, por más malas que sean, excepto Andrea y Un Macho de Mujer, la primera porque lo postergué demasiado y la segunda porque aún no la he ido a ver.